Cómo rentabilizar nuestros negocios en un contexto económico complejo

Cómo rentabilizar nuestros negocios en un contexto económico complejo

La rentabilidad de los negocios - en todo este contexto - dependerá del éxito de una buena estrategia de marketing digital.

Del entusiasmo colectivo por la apertura económica, por la vuelta a las clases presenciales, por la reactivación de muchas actividades postergadas debido a la pandemia y sobre todo por la posibilidad de vacunación para ciertas cantidades de personas; rápidamente pasamos a un estado de incertidumbre, de preocupación y como se dice habitualmente de sufrir “un golpe de realidad”.

Las vacunas van a demorar, hay muchas “burbujas” en las escuelas que debieron ser aisladas, los contagios crecen en la población más joven, el sistema de salud puede colapsar, los medios de comunicación constantemente hacen referencia a la “segunda ola” y todo ésto lleva a nuevas medidas de aislamiento preventivo, restricciones de circulación y al cierre de actividades para muchas empresas.

Es un contexto económico complejo, una segunda ola que definitivamente está entre nosotros afectando la vida cotidiana, la manera en la cual nos relacionamos socialmente y el modo de generar (por no decir: sostener o evitar perder) negocios.

¿Cómo pasar esta ola? Pensando alternativas, lo primero que vino a mi cabeza fue la imagen de un “surfer” y dada estas circunstancias, considero que es muy útil para encontrar posibles respuestas a partir de esa analogía.

Según los que saben, hay 6 cualidades para ser un buen surfer:

1) Prestar atención. Dónde rompen las olas y dónde está la corriente marina.

2) Mirar el mar. Previsión de olas y estado general del clima.

3) Conocer su nivel y limitaciones. Qué puedes hacer, pero más aún que no puedes hacer.

4) Cuidar el equipo. Mantener en perfecto estado el traje de neopreno.

5) Seleccionar la tabla de surf. Elegir la tabla adecuada para cada día y condición (olas potentes, rápidas, etc.).

6) Respetar las preferencias en el agua. Saber dónde colocarse en el pico de la ola.

Surfeando la segunda ola

Lejos estoy de ser un buen surfer, ni siquiera de ser un buen “barrenador” con la típica tabla de “telgopor”, pero me encuentro con el entusiasmo suficiente para aprovechar esta metáfora y aplicarla al mundo de los negocios y del marketing digital.

 

Las 6 cualidades podemos utilizarlas para surfear la segunda ola.

1) Prestar atención. Dónde están nuestros potenciales clientes. Cómo están buscando productos, cuáles son sus preferencias de consumo, a qué tipo de información acceden para decidir la compra. Como empresa tenemos identificados esos puntos de contacto, qué hacemos desde nuestro sitio web, qué ofrecemos desde nuestro ecommerce, qué contenido generamos en redes sociales, qué tipo de publicidad online mostramos, etc.

2) Mirar el mercado. Hay recesión, sí; no obstante, las oportunidades surgen y la inserción digital es necesaria en todas las empresas porque los consumidores están cada vez más propensos a vincularse de manera online. Esta tendencia debe ser aprovechada.

3) Conocer su nivel y limitaciones. Qué puedes hacer, pero más aún que no puedes hacer. Definir objetivos claros e implementar acciones concretas y acordes a los mismos, en base a los recursos (técnicos, financieros y humanos) que se dispongan. Se debe pasar del deseo de “quiero vender más y tener miles de seguidores en redes sociales” a poder definir en una estrategia: en el próximo mes voy a tener x cantidad de ventas, x cantidad de visitas, x cantidad de seguidores; ejecutando A, B y C como acciones específicas. Se dispone de métricas y herramientas de medición que nos ayudan evaluar, optimizar y corregir cada una de las acciones comprendidas.

4) Cuidar el equipo. Mantener en perfecto estado las propiedades digitales de nuestra empresa. No debemos descuidar el contenido de nuestras redes sociales, la actualización del catálogo de nuestro comercio electrónico (precios, costos de envío, fotos, descripciones, etc.) o las propuestas de valor mediante la comunicación comercial que hacemos.

5) Seleccionar la acción / herramienta adecuada. Dentro de la estrategia de marketing digital es fundamental establecer que vamos a utilizar; por ejemplo: Campañas de Google Ads para generar interés y así atraer a potenciales clientes; patrocinar posteos de redes sociales para incrementar la exposición y llegar a una nueva audiencia; eMail Marketing para fidelizar a los clientes; utilizar las stories de Instagram para comunicar promociones.

6) Respetar las preferencias del consumidor. Ubicar a la persona en el centro de toda nuestra estrategia, garantizando las mejores experiencias de consumo.

Surfear la segunda ola es un desafío enorme que debemos atravesar. La rentabilidad de los negocios - en todo este contexto - dependerá del éxito de una buena estrategia de marketing digital.

RC.

Comentarios

Comentar artículo