Qué es Ego4D, el nuevo y controversial proyecto de Facebook

Qué es Ego4D, el nuevo y controversial proyecto de Facebook

El desarrollo prevé la creación de una inteligencia artificial que tendrá como objetivo observar la interacción de las personas con su entorno, recordar movimientos y procesos cotidianos.

En medio de semanas agitadas luego del apagón mundial y ante las denuncias en el Congreso de EEUU por efectos nocivos de Instagram en adolescentes, la plataforma Facebook lleva adelante un controversial proyecto que promete atraer nuevas críticas. Se trata de Ego4D. En qué consiste.

El nuevo desarrollo de la compañía de Mark Zuckerberg prevé la creación de una inteligencia artificial (IA) que tendrá como objetivo observar la interacción de las personas con su entorno, recordar movimientos y procesos cotidianos, al tiempo que permitirá recomendar acciones de acuerdo a procesos aprendidos.

Para ello, la empresa firmó un convenio con 13 universidades y laboratorios de nueve países para recopilar más de 3.000 horas de grabación de 700 ciudadanos tomadas en primera persona mientras llevaban a cabo tareas cotidianas.

Facebook AI Research (FAIR), el laboratorio de la multinacional tecnológica que se enfoca en el estudio de la inteligencia artificial, comenzó hace dos años a trabajar en el proyecto con una propuesta diferente a la habitual, ya que le permitirá a la IA observar actividades diarias desde la perspectiva del ojo humano al tener acceso a la grabación de lentes inteligentes.

Kristen Grauman, titular de FAIR, señaló que este diferencial aportará nueva información a las computadoras. "Las máquinas solo podrán ayudarnos en nuestra vida diaria si realmente comprenden el mundo a través de nuestros ojos", dijo.

"La IA generalmente aprende de fotos y videos capturados en tercera persona, pero la IA de próxima generación tendrá que aprender de los videos que muestran el mundo desde el centro de la acción”, dijo Grauman y agregó: “Debemos comprender el mundo desde la visión en primera persona”.

Según señaló, esto podría desbloquear una nueva era de experiencias inmersivas “ya que dispositivos como las gafas de realidad aumentada (AR) y los auriculares de realidad virtual (VR) se vuelven tan útiles en la vida cotidiana como los teléfonos inteligentes".

De acuerdo a Grauman, la tarea de la IA es “comprender cómo una persona interactúa con el entorno, con los objetos y con otras personas”.

1) Memoria episódica: ¿qué pasó, cuándo? Por ejemplo: "¿Dónde dejé mis llaves?"

2) Pronóstico: no está enfocada en lo que pasó sino en lo que es probable que haga a continuación. Por ejemplo: "Espera, ya añadiste sal a esta receta".

3) Interacción social: ¿quién está interactuando con quién? Por ejemplo: "Ayúdame a escuchar mejor a la persona que me habla en este restaurante ruidoso".

4) Manipulación de manos y objetos: ¿qué estoy haciendo? Por ejemplo: "Enséñame a tocar la batería".

 5)Día promedio de un individuo de manera audiovisual: ¿quién dijo qué, cuándo? Por ejemplo: "¿Cuál fue el tema principal durante la clase?"

El proyecto promete generar controversia debido a la utilización de información personal por parte de los sujetos y de la forma en que se aborda la privacidad de los usuarios desde la protección de los datos hasta la comercialización indebida del almacenamiento obtenido a partir de la interacción con las distintas herramientas que ofrecen las plataformas.

A diferencia de las grabaciones en tercera persona, para Ego4D se solicitó el permiso a más de 700 personas, entre ellas, panaderos, mecánicos, carpinteros, paisajistas, cocineros, etc, para colocar un dispositivo que permitió recolectar horas y horas de video en primera persona durante actividades diarias.

Recientemente, la empresa lanzó las Ray-Ban Stories, unos lentes inteligentes que permiten grabar videos y tomar imágenes, como también compartir a través de internet, al mismo tiempo que da la posibilidad de escuchar música.

Tanto las nuevas gafas como el proyecto de Ego4D llegan de la mano del plan más ambicioso de la compañía de Zuckerberg: la creación de un metaverso, un mundo digital paralelo, para el cual prevé contratar 10.000 personas en Europa.

El "metaverso" es una especie de doble digital del mundo físico, accesible a través de Internet. Gracias, sobre todo a la realidad virtual y aumentada, permitirá multiplicar las interacciones humanas, liberándolas de las restricciones físicas mediante Internet.

Por ejemplo, permitiría bailar en una discoteca con personas situadas en ese momento a miles de km de distancia, y también comprar o vender bienes o servicios digitales, muchos de los cuales aún no han sido inventados.

"La cualidad esencial del metaverso será la presencia, la sensación de encontrarse realmente con la gente", explicó Zuckerberg en su perfil de Facebook en julio pasado.

No se trata solamente de crear "una nueva experiencia formidable, sino de crear también "una ola económica que pueda generar oportunidades para personas en todo el mundo", explicó además en una entrevista durante el Salón Vivatec, en junio.

Comentarios

Comentar artículo